Foro “Agricultura Campesina Familia y Comunitaria: Retos y oportunidades en la construcción de las paces”

 

17 de agosto de 2018. En marco del ECOVIDA 2018 se celebró el foro “Agricultura Campesina, Familiar y Comunitaria: Retos y oportunidades en la construcción de las paces” realizado en el salón Wiphala del Jardín Botánico de la Universidad de Caldas.

Este foro buscaba conversar entre académicos, parlamentarios y organizaciones sociales de diferentes regiones del país sobre los retos que impone la actual coyuntura política, social y ambiental que afecta con gran fuerza a los territorios rurales en nuestro país a partir de las experiencias y apuestas en los diferentes escenarios de construcción política.

Dario Fajardo, CesPaz

En la apertura, el profesor Darío Fajardo, experimentado antropólogo especialista en cuestiones agrarias, realizó un breve recuento histórico de las luchas sociales en el país, subrayó la importancia de respaldar y reclamar la implementación del Acuerdo de Paz firmado en la Habana y en especial la de la Reforma Rural Integral.

Mencionó los informes internacionales realizados este año por la ONU y el Instituto Kroc sobre los avances de la implementación del acuerdo final para la terminación del conflicto, coinciden en señalar la lentitud del gobierno para poner en marcha lo acordado, habiendo implementado solamente un 20%, a dos años de la firma.

En ese sentido, los programas y leyes para el campo en curso de implementación y proyectados por el gobierno merecen ser cuestionados y replanteados por las familias agricultoras, indígenas y afrodescendientes, como por ejemplo los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET) que debieron ser construidos en espacios participativos con participación de las organizaciones sociales de los municipios priorizados.

El profesor Fajardo reiteró su desacuerdo con la ley de Zonas de Interés de Desarrollo Rural Económico y Social (ZIDRES), que a sabiendas de las dificultades que tienen las familias campesinas para acceder a la tierra, el gobierno mediante esta ley facilita las inversiones privadas en los territorios estatales (zonas baldías) conduciendo al campesino a convertirse en simple asalariado del campo, dependiente de capitales ajenos frente a las condiciones de olvido en el cual se encuentra el campo colombiano (90% de las fincas no tienen asistencia técnica) y el desconocimiento del Estado de las potencialidades de la agricultura familiar, e invitó a la movilización pacífica para defender lo pactado entre el gobierno y la FARC.

Concluyó su intervención diciendo que los acuerdos de paz es pasar de una confrontación a otra que hay que saber resolver sin armas. Señaló los resultados del censo agropecuario como el documento más subversivo en el país en este momento e hizo un llamado a conocer y rescatar el decreto 1128 de 1928 que fomenta los sindicatos agrícolas.

Dora Aya, FAO

Con una postura más internacional, Dora Aya de FAO Colombia hizo un breve recuento de lo que ha representado el impulso internacional de la Agricultura Familiar a través la declaración del Año Internacional de la Agricultura Familiar en 2014 y el Decenio de la Agricultura Familiar que iniciará en 2019 hasta 2028. 

Mencionó la participación estratégica de Colombia como país asociado en la REAF Mercosur y recordó la importancia del avance social y jurídico que se ha logrado avanzar a través de la Mesa Técnica de Agricultura Familiar con el Gobierno y su producto más diciente, la Resolución Ministerial 464 de 2017 con la cual se establecen los “Lineamientos estratégicos de política pública para la Agricultura Campesina Familiar y Comunitaria”.

Juliana Millán, ATI / RENAF

Continuando con el Foro, Juliana Millán de la Asociación de Trabajo Interdisciplinario (ATI), organización miembro de la Red Nacional de Agricultura Familiar, quiso detenerse para tomar el tiempo de explicar que del termino genérico “Agricultura Familiar” y de la “Agricultura Campesina Familiar y Comunitaria – ACFC”.

la ACFC fue definida por las organizaciones y entidades miembros de la Mesa Técnica, algo muy particular  para el caso colombiano, ya que incluye la diversidad étnica y comunitaria que reside en los territorios, pero que también recoje lo establecido en la Reforma Rural Integral.

Juliana presentó el trabajo y el alcance de la RENAF celebrando el aniversario de fundación de la RENAF que tuvo lugar en ese mismo recinto, 6 años atrás. Finalmente, destacó el apoyo que esta Red brinda a las comunidades para la construcción de autonomías y capacidades de control de los circuitos cortos por las mismas familias agricultoras e invitó a los participantes a actuar políticamente para incidir en los distintos escenarios que se encuentra la Agricultura Campesina Familiar y Comunitaria.

Javier Medina, CINEP / ILC

Javier Medina del CINEP / Coalición Internacional de la Tierra presentó un análisis crítico de la actualidad de las políticas agrarias y particularmente del proyecto de Ley 003 de 2018 que modifica la Ley 160 de 1994 que crea el Sistema Nacional de Reforma Agraria y Desarrollo Rural Campesino y establece un subsidio para la adquisición de tierras y se reforma el Instituto Colombiano de la Reforma Agraria.

Esta reforma, apoyada por el nuevo Ministro de Agricultura Andrés Valencia, va en contravía de lo establecido en la Reforma Rural Integral por su carácter empresarial y el privilegio que le da a la agroindustria. Retomando la cuestión de las tierras baldías, este proyecto refuerza la ley ZIDRES regularizando la ocupación de baldíos y la profundiza creando nuevas zonas de interés agropecuario.

El proyecto de ley 003 de 2018 ha sido apoyado por los gremios agrícolas que comparten una visión productivista del campo y ponen en tela de juicio el avance de las reformas que reconocen y protegen los agricultores familiares siendo que los nuevos cambios legislativos. Según Javier, estos cambios no están siendo discutidos con las organizaciones agrarias, campesinas, afrodescendientes ni indígenas.

Esta falta de reconocimiento de derechos de este sector de la población colombiana es para el Senador Alberto Castilla causa fundamental de la situación crítica del campesinado y de su exclusión del censo agropecuario de 2015.

Senador Campesino, Alberto Castilla

En su intervención, el Senador arrojó datos interesantes que demuestran la compleja situación del agro colombiano y de sus habitantes: Sobre el censo agropecuario de 2015, 23,4% es el porcentaje de las personas que viven en el campo que no hacen parte del censo.

A nivel de acceso y propiedad, la exclusión de la Mujer rural es inadmisible, siendo que tienen menos 2% de la propiedad en la tierra pero a la vez, 24% de las decisiones son tomadas por las mujeres

Alberto Castilla

El Senador recordó que Colombia es el país más desigual de la región en materia de concentración de tierra. De los 98 millones de hectáreas escrituradas, el 52% es propiedad privada. A su vez, 41% de ese ese 52% pertenece a la gran propiedad (más de 200 hectáreas) y el 4% es microfundio y minifundio, lo más preocupante es que la concentración sigue aumentando según se refleja en el coeficiente de GINI.

El senador criticó fuertemente el proceso de restitución de tierras del gobierno anterior y señaló su fracaso así como compartió su resentir frente al enfoque agroindustrial, extractivista y exportador que tiene el país, lo cual genera el desplazamiento forzado de los pueblos.

Dentro de sus propuestas Castilla fue muy claro. Se debe trabajar para el reconocimiento del campesino como sujeto político de derechos, de manera a reconocer su cultura y no únicamente la actividad económica que ejerce, de manera a garantizar el derecho a la tierra, a la producción campesina y el derecho al uso de semillas.

Para ello, Castilla considera que Colombia debe apoyar la Declaración de los Derechos de los Campesinos y otros Habitantes Rurales del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y así poder avanzar hacia la soberanía alimentar.

Representante Abel Jaramillo

La sexta intervención del foro fue a cargo del representante a la cámara Abel Jaramillo, oriundo del Resguardo indígena de San Lorenzo del municipio de Riosucio, Caldas.

Inició su presentación rindiendo homenaje a los hombres y mujeres indígenas que han participado activamente en la representación y defensa de los pueblos étnicos del país desde los años 80 y han sufrido violencias por la intolerancia y la mafia.

El representante destacó la importancia de la participación indígena en los planes de desarrollo territoriales que han permitido, por ejemplo, declarar territorios libres de transgénicos. Resaltó los mecanismos que han sido utilizados para este y otros fines, a saber, las tutelas, las consultas populares, las consultas previas libres e informadas, el derecho a la protesta y el mecanismo político democrático a través de consejos municipales.

Dicho esto, la participación indígena en las instancias políticas del país tiene como objetivo trascender en sus responsabilidades para asumir el desarrollo del país bajo la agroecología en la producción, la formación y en el modo de vida, que debe ser defendido de los tratados de libre comercio y reduciendo o eliminando la utilización de los agro tóxicos en las comunidades.

Miguel Altieri, SOCLA

Para concluir la mañana de charlas, el reconocido profesor de agroecología Miguel Altieri compartió con los asistentes la importancia y las bondades de la agroecología por la diversificación de los sistemas que ofrece y la independencia que genera en los campesinos.

Se refirió al avance que se ha hecho en Colombia con la multiplicación de “Faros agroecológicos”, es decir, modelos de fincas agroecológicas que funcionan como espacios de aprendizaje como en Viotá, Cundinamarca o en el Municipio del Peñol, Antioquia.

Altieri reconoce en la agroecología un sistema de resiliencia que le permitió a países como Cuba auto sustentarse luego de su embargo, pero reconoce la importancia de las políticas públicas para su fomento como se hizo en el Brasil de Lula y destaca dentro de sus bondades, la recampesinización de las poblaciones.

Como eje de discusión, el profesor Altieri se refirió a la cooptación de conceptos y el impulso de falsas soluciones por parte de ciertas organizaciones internacionales refiriéndose a la “agricultura climáticamente inteligente” y la “intensificación de la agroecología” como herramientas para el desarrollo del capitalismo verde y no para lo que realmente encarna la agroecología que es la alternativa al modelo existente.

Para Altieri, es necesario poner atención a esta distorsión de la visión engendrada por el mercado, ya sea a través de la agricultura orgánica que dirige su producción hacia la exportación, como a través de la creación artificial de sumideros para países del norte como lo proponen proyectos como el REDD+.

El profesor Altieri cerró su presentación refiriéndose a la responsabilidad que tiene la organización social y el liderazgo de mujeres y hombres para el impulso y el fomento de la agroecología en el país.


Otras actividades de la RENAF en el Marco del ECOVIDA 2018


Cuarto taller para la construcción Políticas Públicas para la Agroecología en Colombia

El 16 de agosto se realizó el cuarto taller para la construcción Políticas Públicas para la Agroecología en Colombia, en esta ocasión participaron organizaciones sociales de diferentes regiones del país participantes del ECOVIDA. 

El taller se realizó durante todo el día generando mesas de discusión entre los participantes sobre Producción; Conocimiento; Distribución y consumo (SPG y otros Circuitos Cortos de Comercialización); Incidencia; Uso y conservación de los recursos naturales.

El  próximo taller será el 29 de agosto en la ciudad de Villavicencio.

Agenda de los talleres regionales:

18 de junio – Taller en Bogotá

11 de julio – Taller en Pereira

19 de julio – Taller en Florencia

16 de agosto – Taller en ECOVIDA

29 de agosto – Taller en Villavicencio


Taller: “Construcción de Lineamientos para la comercialización de la ACFC.”

Después del Foro Político, se realizó un taller por parte de diferentes miembros de la RENAF impulsan la campaña nacional “Llevo el Campo Colombiano”, buscando trabajar de manera participativa en la construcción de lineamientos para la comercialización de productos de la ACFC.

El ejercicio se articuló en 5 mesas de discusión: Asociatividad; Circuitos Cortos de Comercialización; Compras Públicas; Formación; Mercados. Cada mesa contó con una participación promedio de 20 personas las cuales, por medio de preguntas orientadoras, concertaron o no, una serie de elementos respecto a cómo debería pensarse la comercialización de la ACFC y sus diferentes escenarios posibles.

Este trabajo permitió proponer soluciones a la comercialización venidas desde los mismos productores y familias de la ACFC quienes destacan la importancia de la formación a los diferentes frentes que requiere la comercialización, la necesidad de la organización social y solidaria para atender a los desafíos de la comercialización como también la diferenciación que debe tener la política pública frente a los productos provenientes de la ACFC en cuanto a los condicionamientos normativos.

Con el objetivo de generar insumos para la creación de lineamientos de comercialización, los resultados del ejercicio serán socializados en los próximos foros y a través de los nodos regionales para avanzar en su construcción.



Agradecemos al profesor José Gallego y a todo el equipo del ECOVIDA por su apoyo, esfuerzo y dedicación en la realización de esta edición del ECOVIDA y permitirnos celebrar juntos nuestro sexto aniversario.


Más información:

Albúm Fotográfico ECOVIDA 2018

Albúm Fotográfico Talleres Política Pública Agroecología

Himno del Decimo ECOVIDA

Página del ECOVIDA en Facebook



Nota elaborada por Juan Santoyo – Pedro Guzmán.

1 thought on “Foro “Agricultura Campesina Familia y Comunitaria: Retos y oportunidades en la construcción de las paces”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.